El  sábado los/las vecinos/las conformaron una reunión asamblearia para discutir sobre la problemática que afrontan con los excesivos aumentos en las tarifas del servicio de energía eléctrica. Prevén hacer reclamos individuales y colectivos. Estuvo presente el  abogado Pablo Cuellar, presidente del Concejo deliberante, del bloque UCR-Cambiemos. 

María Juárez ( docente) es  una de las vecinas que participa. En entrevista  comenta que se autoconvocaron “para hablar de este tema tan polémico del tarifazo del servicio eléctrico”.  Según manifiesta “el costo de vida se ha elevado de forma muy crítica haciendo difícil sostener la canasta familiar”.

Los/las vecinos/as van a efectuar  reclamos a la empresa Edesa: “porque hubo algunos casos que estuvimos estudiando en que nos dimos cuenta que los kilowatts no se relacionaban con el costo que nos pusieron, por ejemplo, no hubo un aumento del 17% o de un 20%, -sino- en algunos casos del 100%. Pensamos que como consumidores ese dinero se nos tiene que devolver, aunque sea restándonos en otras boletas”, sostiene Juárez.

La vecina expresa: “Creo que nos están metiendo la mano en el bolsillo, hubo boletas en  que el mes pasado vino 2 mil pesos y hoy estamos pagando 6 mil pesos de luz.  A un pensionado le vino 7 mil pesos y ese monto es mayor a lo que él cobra; ¿con el margen que les queda van a vivir?- Tengamos en cuenta que se les ha quitado a los jubilados y pensionados también el subsidio a los remedios [… ] Ya no vivimos, sobrevivimos”.

La docente manifiesta que “el costo de vida se ha elevado un montón”  y añade la situación de las familias que tienen que hacer frente al comienzo de clases, con la compra de útiles para los/las hijos/as y además pagar los elevadísimos impuestos. “La crisis que está habiendo no es relativa a los salarios de los trabajadores y claro que la gente va a tomar sus propias medidas para que no sigamos siendo vapuleados por este sistema. Aparte, cuando vas a hacer el reclamo hay mucha burocracia y tenés que esperar 5 o 6 meses para una respuesta negativa”.

“La falta de trabajo, el alto desempleo, los salarios bajos no nos permiten mantener la cuota del servicio eléctrico y del agua potable, vamos a hacer los reclamos individuales de manera masiva”, esgrime Juárez.  Cuenta además que estuvieron en contacto con gente de otras provincias y se percataron de  que en otros lugares las boletas se pagan de forma bimestral “el aumento no ha sido tan fuerte como en el departamento de Anta”, dice.

Los/las vecinos/las acordaron por ahora realizar reclamos individuales e iniciar una campaña de firmas,  adelantaron que se van a reunir con la Dra Castaño de la Oficina de Defensa al Consumidor en Anta para asesorarse.  Analizan presentar una acción de amparo contra el tarifazo.

Para unirse y acompañar estas propuestas pueden contactar a  través de facebook a Olga González o a María Juárez. También pueden comunicarse al tel 3877407490. 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *