Anta

Anta | Uno de los implicados en la banda de cuatreros declaró que están “detenidos para que el negro Ino se salve”.

Las manifestaciones públicas hechas por la Fundación de ganaderos del Sur acusando a Nestor Palomino – hijo no reconocido del diputado por Anta, Pedro Sandez-,  de “liderar una banda de cuatreros” conforman un escándalo.  Ayer desde el ministerio público fiscal se informó  la detención de cuatro sujetos acusados de abigeato quienes en sus declaraciones señalan a Palomino como uno de los implicados.  Estas detenciones se realizaron luego de las denuncias de finqueros de la zona entre ellos, Lucía Salto y Fernando López, a quienes les robaron animales vacunos, tanto a finales del año pasado como a principios de 2018.

El parte de prensa del ministerio público fiscal asegura haber hallado a la banda dedicada al cuatrerismo con la detención de las cuatro personas: “quienes tenían bien aceitadas las maniobras para apoderarse de animales vacunos. Tras robar los ejemplares, faenaban en el campo, enterraban las vísceras y transportaban la carne en motos por el monte. Lo robado era comprado por un carnicero de la zona”. Las detenciones, según lo informado por el fiscal interino, Oscar López Ibarra, surgió de una tarea encabezada por el subcomisario Carlos Tapia, jefe de la División Rural y Ambiental de la Policía, con sede en la localidad de Joaquín V. González.

A partir de la denuncia de Salto, “los policías comenzaron una serie de pesquisas en la zona de El Quebrachal, donde varios testigos indicaron detalles del funcionamiento de esta banda […] bien organizada, ya que los integrantes cumplían determinadas tareas, desde marcar la finca donde iban a operar, enlazar los animales, faenar y transportar la carne, la cual era reducida a un conocido carnicero de la zona”.

Detallan: “Se pudo agregar a la causa la testimonial del esposo de Salto, quien según el ministerio público fiscal  fue increpado por este grupo tras conocer la denuncia de su esposa- que- apuntaba a esta banda”.  Informan que “la banda tenía la particularidad de movilizarse en motos en el monte, rodados que tenían ocultos entre las malezas y el que usaban para el transporte de la carne ya faenada hasta la ruta, donde era reducida”.

Comunican que la fiscalía solicitó la detención y allanamiento de las viviendas de Oscar Manuel González, (a) “Maño Aranda”; Fernando Francisco González, (a) “Gango” y Néstor Hugo Dìaz, (a) “Gringo”, a quienes se les imputó el delito de “abigeato calificado”. Andrés Antonio Gutiérrez, (a) “Manzana”,  “fue acusado de partícipe secundario, ya que en su vivienda se ocultaban los elementos utilizados por los cuatreros para enlazar y faenar los animales robados”.

Lo que no menciona el parte de prensa es que también se había librado la orden de allanamiento, secuestro y detención contra Nestor Palomino alias “negro Ino”- hijo del diputado Pedro Sandez-. El auto que se debía secuestrar no fue encontrado y el Jefe de la división de la policía rural dijo que no habían elementos de prueba para fundamentar la detención.

Sin embargo este medio tuvo acceso a  testimoniales de los detenidos  donde manifiestan lo siguiente:

  1. Declaración de O. M. González, alias “Maño Aranda”: “que el día viernes 16/2 en ocasión en que el dicente transitaba en su motocicleta por la calle Chubut, el negro Ino quien circulaba en su Fiat Uno negro, hizo parar al dicente y comentó que el día martes 20/2 lo iban a detener y que se vaya de El Quebrachal para evitar la detención. Aclara que no le hizo caso porque no robó nada. Por último expresa que se pone a disposición de esta fiscalía para colaborar en la investigación del hecho y cree que están detenidos para que el negro Ino se salve”.
  2. Declaración de Nestor Diaz: “Puesto en el uso de la palabra el sr Diaz expresa que desconoce el hecho y no participó en el hecho. No tiene ningún contacto con el negro Ino. Aclara que el mañero es el negro Ino, que si alguien robó debe ser el mencionado. Refiere que el día 16 del corriente mes y año, Maño comentó que el negro Ino le dijo que se vayan porque  el día martes 20 lo iban a detener pero el dicente le contestó que no iría a ninguna parte porque se presentaría para aclarar el problema”. Declara también que se quedó en su casa a esperar a la policía “porque no robó nada” y que lo elementos que encontraron son de su propiedad porque es amansador de caballos y tiene animales equinos.   Menciona además: “A pregunta del Dr Escobar si sabe que  Ino tiene un automóvil y una carnicería, responde que sabe que tiene un auto negro, mca Fiat, y que hace una semana vio al auto, también tenía una carnicería hace 15 días y la cerró cuando le secuestraron los animales robados. A pregunta del Dr Escobar si puede atestiguar otras personas respecto al auto, responde que varías personas, es decir, todo el barrio lo vieron y comenta que vendió el automóvil pero el dicente aclara que lo debe tener escondido en algún lugar porque sabía que lo iban a secuestrar”

Los testimonios no solo señalan a Ino, sino que además evidencian que  fue alertado días antes sobre la orden que se libraría desde el Juzgado de Garantías a cargo del Dr Sebastián Guzmán, lugar desde donde algunas fuentes  estiman que se puede haber filtrado la información. El juez Guzman ordenó un acto de detención condicionado a otro acto procesal: el secuestro de los elementos de prueba.  Al hijo del diputado Sandez alguien le habría avisado, con tiempo suficiente  para deshacerse del vehículo. La respuesta de Palomino a la policía rural fue que el auto no era suyo  y que lo entregó a una persona de nombre Nicolas, sin mayor detalle,  para que lo vendiera hace 20 días. Según las declaraciones de los detenidos habría ido a verlos  para que se profuguen  lo que podría haber entorpecido los allanamientos, los secuestros y las  detenciones.   Según una fuente jurídica consultada eso ya sería  motivo para una detención y también aduce que la filtración de información debería ser investigada.  Se supo que la policía hizo allanamientos un mes antes a las mismas personas y no los detuvieron en aquel entonces.

En el informe presentado por el  Subcomisario Carlos Tapia a la fiscalía de Anta se puede leer: “resulta loable hacer notar que después de haber realizado diferentes entrevistas  con personas residentes en diferentes barrios de El Quebrachal como así también productores ganaderos de la región ganadera nro 3, estas personas coincidieron en expresar que el grupo de personas que se dedica a la sustracción  y posterior faenamiento de ganado bovino estaría encabezada por una persona conocida como Negro Ino de apellido Palomino y que fuere identificado como Nestor Rodolfo Palomino[…] el cual tendría un local comercial bajo el rubro carnicería  donde comercializaría la carne de los animales sustraídos”. Luego se menciona a los 4 hombres que ya fueron detenidos.

En el informe policial, un testigo cuyo nombre no se menciona por razones de seguridad  habría dicho que : “en relación al hecho que se investiga en la fecha en que se produjo la sustracción y faenamiento del bovino propiedad  de la familia Salto vio personalmente a Gringo Diaz, Maño Aranda, Gango González, y una cuarta persona que no conoce, los que estaban en el sector donde se encontraba el animal denunciado y que tenían lazos y bolsas, también pudo ver que en las inmediaciones de las vías de ferrocarril había una moto negra escondida entre la maleza, lo que le llamó la atención. Esta persona al preguntarle en qué circunstancia vio el hecho adujo que cuando se dirigía a pescar y que luego cuando regresó ya solo estaban las vísceras del animal; también expresó que estas personas si bien en ese momento no las vio con armas sí tienen armas de fuego ocultas y que las utilizan para salir a cazar o delinquir”.  

Otro hombre sostuvo ante Tapia: “estas personas generalmente actúan desde horas tempranas de la mañana donde se juntan y salen a marcar y analizar el lugar donde pueden sustraer los animales, luego a partir de las 19hs salen nuevamente ya para el lugar donde cometerían el ilícito, haciendo notar que la carne dependiendo del tamaño del animal las transportan en las motos que utilizan o en un auto negro que sería de la persona del negro Ino. También expresaron que en oportunidades utilizarían un auto rojo que estaría en poder de un hombre conocido como Gringo Maza, quien tiene amistad con los sospechosos”.  

 Palomino fue denunciado por el productor Carlos Saravia Royo hace unos días además por el robo de animales vacunos “escondidos en Finca La Floresta” y tampoco fue detenido. Desde la Fundación de ganaderos del Sur publicaron una solicitada luego de este hecho en la que piden a las autoridades de la provincia que “arbitren los medios necesarios para terminar con la impunidad” de una banda de cuatreros “que asola la región” y  mencionaban que “los  integrantes principales se encuentran estrechamente ligados al poder político y hasta aquí han contado con la aparente protección de las autoridades judiciales que han sido designadas a instancias de ese poder político”.  Publican el nombre del hijo de Sandez y detallan que tendría los siguientes antecedentes:

  • En el Distrito judicial Sur de Metán: Expte 418/07, s/ Lesiones culposas graves en perjuicio del Dr Luis Alberto Verón del Juzgado Correccional 2da nominación. Expte 59116 s/ Robo en perjuicio de Jimenez Roberto. Expte 18647/10 s/ Hurto, daño y lesiones. Expte 71665/11 s/ Portación ilegal de armas. Expte 70320/10 s/ Lesiones y amenazas. Expte 69722/10 s/ Robo y abuso sexual. Expte 69420/ 09 s/ Hurto. Expte 506/06  s/ Lesiones y  amenazas. Expte 17945/09  s/ Daños y lesiones. Expte 10718/16 Amenazas- Lesiones. Expte 20125 s/ Lesiones en banda y amenazas. Expte 31507/14 s/ Lesiones dolosas en perjuicio de Angel Ruiz
  • En el juzgado de Garantías de Anta: Expte GAR 22396/17 s/ Retención indebida. Expte 21831 Robo de motor y obstrucción al procedimiento judicial

La información oficial  del ministerio público dice que  a Nestor Diaz le imputaron el delito de tenencia de arma de fuego, “la cual le fue secuestrada durante los allanamientos”.  Agregan: “Los acusados enlazaban los animales robados a caballo, los llevaban hasta inmediaciones de un canal, en finca La Floresta, donde faenaban, enterraban en un pozo las vísceras, y luego en motocicletas transportaban la carne hasta la ruta, cerca de las vías, donde la vendían a un vecino que poseía carnicería. Al respecto, el subcomisario Tapia sindicó al comerciante, sin embargo, no se lograron reunir pruebas de peso en contra de este carnicero, aunque no se descarta que ello suceda en el curso del proceso penal seguido ahora contra los cuatro sujetos detenidos”.

One Reply to “Anta | Uno de los implicados en la banda de cuatreros declaró que están “detenidos para que el negro Ino se salve”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *