J. V. González

J. V. González | Alrededor de 200 personas se movilizaron contra el tarifazo

*Por Claudia Alvarez Ferreyra

Este viernes tuvo lugar otra marcha contra el tarifazo  en la ciudad de J. V. González, sede del departamento de Anta. Comenzó pasadas las 21hs. Alrededor de 200 personas se movilizaron para reclamar por los excesivos aumentos en las boletas de Edesa.

Recorrieron las calles céntricas, pararon ante las instalaciones de la empresa, siguieron hasta el municipio para culminar frente a la plaza central de la Avda Gral. Güemes. Los/las vecinos/as tomaron la palabra ante el micrófono, expusieron la difícil situación en la que se encuentran las familias de trabajadores/as, jubilados/as, pensionados/as, ante la imposibilidad de seguir pagando los incrementos en el servicio de energía eléctrica.

En J. V. González el asunto movilizó este viernes también a las autoridades políticas, asistieron  los/las concejales Pablo Cuellar (UCR- Cambiemos), María Montenegro (PJ), Nicolás Luna (PV), Marcelo Cárdenas (PV) y Rubén Palmero (PV). Estuvo la diputada Alejandra Navarro (PV) quien desde las 19hs había invitado a la ciudadanía a la plaza central para que desde su sector político pudieran tomar registro de los aumentos en las boletas y realizar  el reclamo formal ante el Ente Regulador.

Los vecinos/as autoconvocados/as caminaron con carteles y mecheros, expresando el contundente grito colectivo de No Al Tarifazo. La que suele ser  una sociedad pasiva y hasta a veces conformista pareciera dejar de serlo, salvo por los que solo miran como espectadores sorprendidos y no se involucran. Algunos vehículos que pasan tocan bocina y emiten su apoyo. A la movilización llegó gente de pueblos cercanos como Piquete Cabado,  Coronel Olleros, Gaona, La Ranchería y Las Lajitas. El impacto de los aumentos está afectando a todo el departamento de Anta.

En entrevista con María Juárez, vecina autoconvocada y docente despedida por el cierre del plan finestec, sostiene: “la repercusión de la primera marcha fue positiva, creo que tiene que tener más convocatoria. Con los Vecinos Unidos  hemos declarado el estado de Asamblea Permanente hasta que tengamos una respuesta de nuestro gobernador y de nuestros legisladores para frenar el tarifazo porque realmente no nos está dejando vivir, sobrevivimos. Estamos preocupados por la educación de nuestros hijos, por el nuevo año lectivo y no nos está alcanzando. También hay despedidos en la marcha, gente que hace muy poquito ha perdido el trabajo. Como docente me quedé sin quince horas cátedra, el programa caducó porque el gobierno ha tomado esa medida con la educación y no somos los únicos –afectados-,  se están cerrando colegios rurales, se están haciendo muchas cosas que no se deberían…”.

Con las autoridades políticas en el lugar, Juárez comenta que han podido dialogar: “para poder  seguir haciendo gestiones, para que tengamos una respuesta positiva”. Desde las 19hs hubo muchas personas, que se quedaron para sumarse a la marcha. “Creo que si se hace más masiva vamos a tener respuestas pronto. Queremos hacer un recurso de amparo, seguramente la semana que viene lo estaremos haciendo, necesitamos mucho asesoramiento porque estamos aprendiendo en el movimiento de las asambleas vecinales”.

Carlos Garnica, de 45 años, llega con un mechero y  dice: “a esto quieren volver”. Porta un cartel de “No al tarifazo”.  Manifiesta en pocas palabras la crudeza de la situación, “si pagamos la luz, hoy no comemos”. Antes pagaba $800, ahora $2500.

Carlota Moreno tiene 81 años, se encuentra en silla de ruedas, está acompañada por su hija de 37. Sostiene que ha hecho el esfuerzo de llegar a la movilización: “para poder lograr algo, puede ser que con todo lo que estamos haciendo nos tengan un poco de lástima. Tengo en mi casa 4 nietos y  mi hija que trabaja quien sabe cómo ganando míseros pesos y yo con mi jubilación en lugar de cobrar lo que tenía que cobrar, cobro $5000. ¿Qué hago con $5000?, si estaba cobrando $7000 ¿a dónde vamos a ir a parar?”, expresa. Añade: “Estaba cobrando por mi marido, porque soy viuda y me han dado $1200”. Con todos los gastos para cubrir las necesidades básicas la abuela dice que no les alcanza, y no puede ni siquiera comprar los medicamentos para tratar sus problemas de salud: “Tengo las recetas y no tengo con qué comprar. Estuve internada, enferma, bien deshidratada, ¡de tanto que reniego!, estoy así mirando que no alcanza para nada lo poco que uno cobra y encima le quitan todavía más”.  Lorenza, su hija,  dice: “no gastamos mucho pero nos viene una boleta de $2000, no sabes cómo hacer para hacer alcanzar la mercadería, los gastos que tenés, un kilo de carne sale $200, no te alcanza. La peleamos, la luchamos. Nosotros pagábamos una boletita de $700. No tenemos ni aire, tenemos ventilador nada más, nos damos maña con el calor que hay. Esta medida -la organización vecinal- creo que es un bien común para todos, espero que podamos obtener una solución”.

Enrique Rojas es jubilado, tiene 70 años y se ha movilizado porque le ha venido la boleta de este mes a $2640, la anterior fue de $1500: “lo que ganamos no es mucho, hay que mantener los chicos, ahora les toca la escuela, no alcanza”. En su hogar conviven 10 adultos y 8 niños, no hay ingresos estables porque solo acceden a trabajo de “changarines”, lo que evidencia también el grave problema del desempleo en la zona. “Ahora como está la cosa no hay trabajo”, dice. Agrega: “es mucha la diferencia a lo que nos cobraban, hemos reclamado –en Edesa- y nos dicen ‘bueno eso ha venido y chau’, hemos dicho que vamos a apagar todos los focos, ´te va a venir lo mismo’ nos han dicho, no hay más arreglo de nada”. Cree que “tiene que venir más gente” para que obtengan una solución, “aumentan todas las cosas, hay chicos chiquitos, se gasta mucho para mantenerlos”.

Petrona Parada tiene 70 años, camina de la mano de su nieta.  Percibe la jubilación mínima: “la luz me vino $4500 pesos, pagábamos $1800, $2000”. Hace la acotación de que tiene aire acondicionado, pero que no pasa todo el día con el artefacto encendido. Nota que en la zona se paga más que en la capital salteña: “tengo a mi hermana que está pagando $1200 en Salta y los aires andan, no como el mío, que lo ocupamos para comer y poder dormir un ratito la siesta”. En Anta se sufre un calor extremo que en general supera los 40°. “Para nosotros es mucho, a veces mis hijos me tienen que ayudar, viven aparte pero a veces no me alcanza porque tengo mensualmente remedios, que también me los han sacado -la cobertura desde PAMI era antes del 100%-y ahora tengo que pagar la mitad”. El año pasado ya reclamó ante Edesa pero le dijeron que: “el consumo era ése, nosotros nunca ganamos, ellos siempre ganan pero ahora ha venido bastante”. Piensa que la movilización puede traer una respuesta favorable pero “si todos nos ponemos de acuerdo”.

 

En consulta con Alejandra Navarro, diputada por el departamento de Anta, sobre las gestiones que está realizando, menciona: “lo primero que se solicitó es que venga la gente del Ente Regulador y que nos informe, nos asesore, nos explique cuáles -son- las vías para hacer el reclamo, qué es lo que se nos está cobrando, si hubo quita de subsidios, si no hubo, cuál es y cómo se viene implementando el incremento en las diferentes empresas prestadoras de servicios porque no es solamente  la luz, también lo estamos sufriendo con el agua”.

El Ente Regulador estará el lunes a las 10.30hs en el teatro parroquial, por Avda Güemes y Rivadavia en J. V. González.  Todos/as los/las interesados/as podrán asistir. La diputada explica que  “revisarán el historial de cada NIS, cómo ha ido evolucionando este aumento”, en base a eso se podrán hacer los reclamos “y que la empresa se pueda retractar o tomar medidas con respecto al servicio que brinda”. Comenta que: “el aumento no es parejo, hay gente que paga aparentemente un porcentaje de aumento, gente que paga otro, gente que en pleno centro de Salta paga una factura $600 pesos y nosotros, una flia tipo que más o menos tiene el mismo consumo aquí está pagando $4000, $5000 y hay facturas de mucho más. Eso también queremos saberlo y  a partir de ahí veremos qué medidas se siguen tomando. Voy a acompañar este reclamo hasta que tenga una solución”.

Al plantearle sobre la necesidad de una tarifa diferencial para el departamento por las altas temperaturas que se padecen, Navarro dice que en las reuniones que tuvo con otros legisladores en Salta se habló del tema y afirma que lo van a tratar en la cámara.

Desde la legislatura dice que: “se ha hecho un pedido de informe a las empresas prestadoras de servicios -para saber- de cuánto es el subsidio que les están dando desde nación, de cuánto es el aumento y cómo se está llevando a cabo y de cuánto es la inversión porque las empresas justifican el aumento debido a que tienen que hacer inversiones y esto históricamente se viene haciendo así […]Estamos pidiendo que se nos diga cuál es el plan de inversión y que se nos diga en que se está invirtiendo la plata…”.  Además Navarro sostiene: “vivimos en una zona que es muy pobre, mucha gente vive de una pensión o con el salario universal creo que son temas a tener en cuenta, lamentablemente las medidas que se toman a nivel nacional no están contemplando ese tipo de situaciones. Se toman sin tener en cuenta a las regiones,  tanto que se habló de las economías regionales y no lo estamos viendo…”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *