El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, Sebastián Fucho, encabezó cuatro juicios en la Sala de Audiencias del Juzgado de Garantías de Joaquín V. González.

En la primera, el juez condenó a Williams Javier Puntano a la pena de diez meses de prisión de ejecución condicional, por ser autor voluntario y responsable de los delitos de amenazas y desobediencia judicial en concurso real.
Le impuso la obligación de abstenerse de ejercer actos de violencia contra la denunciante; someterse a tratamiento psicológico y abstenerse de abusar del consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. En caso de incumplir alguna de estas medidas, podría dejarse sin efecto la modalidad condicional de la pena impuesta.
Finalizada esa audiencia, se juzgó a José Esteban Gómez, quien resultó condenado a la pena de seis meses de prisión de ejecución condicional, por ser autor del delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y el género.
Las reglas impuestas en este caso fueron las siguientes: prohibición de ejercer actos de violencia contra su grupo familiar y abstenerse de abusar del consumo de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes. En caso de incumplir alguna de estas medidas, podría dejarse sin efecto la modalidad condicional de la pena impuesta.
En el mismo fallo, el juez ordenó dejar sin efecto las medidas cautelares dictadas anteriormente en cuanto a la situación de violencia familiar.
Luego le llegó el turno a Alex César Iván Cano, que fue absuelto lisa y llanamente del delito de lesiones leves agravadas por el vínculo por el que había llegado acusado al juicio, por haber desistido el fiscal de su acusación.
Por último, en audiencia de juicio abreviado, el juez condenó a Ramiro Fernando Tapia, a la pena de un año de prisión de ejecución condicional, por ser autor del delito de abuso sexual simple, y le impuso las siguientes reglas de conducta: fijar domicilio en el radio del Tribunal por el término de dos años; prohibición total de acercamiento a la menor víctima y a su grupo familiar por cualquier medio; abstenerse de abusar del consumo de bebidas alcohólicas y de sustancias estupefacientes.
Si no cumpliera alguna de estas reglas de conducta, podría dejarse sin efecto la condicionalidad de la pena que se le impuso.

Prensa Poder Judicial

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *