El Quebrachal

El Quebrachal | Dejaron plantados ayer a los guardias del hospital en la audiencia fijada por el ministerio de trabajo en Salta

Están de paro con asistencia al lugar de trabajo desde principio de mes por precariedad laboral y falta de pago.

Los guardias hicieron un esfuerzo económico importante para viajar desde El Quebrachal hasta la capital salteña a participar de la audiencia convocada para ayer por el Ministerio de Trabajo, pero Luis Alberto Matorras, responsable de la empresa tercerizadora del servicio de vigilancia del hospital anteño “Enrique Romero”, MyM Seguridad y Prevención, no asistió a la cita y en cambio mandó un escrito. Esto fastidió a los guardias en conflicto, quienes informaron a El Tribuno que la próxima audiencia fue fijada para el martes 24 de este mes por la mañana y que “Matorras deberá presentarse o lo irán a buscar con la Fuerza Pública porque está en falta y debe responder”, aseguraron en la puerta del Ministerio.

La empresa habría precarizado durante dos años el contrato de trabajo de los ocho guardias del hospital, sin contar que no les pagaba los 7.000 pesos de sueldo que cobraban en negro desde enero pasado, de los cuales saldó una parte y otra aún se les adeuda.

La buena noticia en medio de esta crisis es que el ministro de Salud, Roque Mascarello, en su visita de la semana pasada a El Quebrachal, se interiorizó de la problemática y prometió una solución a la brevedad para estos trabajadores y para el servicio de vigilancia del hospital Romero, cabecera del área operativa 16 de Anta.

Al respecto, el gerente del nosocomio anteño, licenciado Ricardo Luna, aclaró que “está en vías de arreglarse este asunto, ya se le planteó al intendente Leonardo García y al ministro Roque Mascarello este problema y se comprometieron a dar una solución a la brevedad. La semana que viene nos vuelve a visitar el ministro y seguramente estará la respuesta que esperan los guardias”.

Luna agregó: “Los persuadí de seguir colaborando y están poniendo de su parte porque no podemos ser indiferentes a las necesidades de los pacientes. Lo hacen por el hospital y yo los acompaño mediando por sus reclamos, pero todos tenemos que poner de nuestra parte para que esto funcione”.

Con respecto a la importancia de la seguridad en un hospital, Luna dijo: “El servicio de vigilancia implica mucha responsabilidad. Ellos tienen que recorrer todo el predio del hospital por turnos, tienen que organizarse mejor para estar al servicio de la institución. Yo soy el receptor de un servicio y le hice observaciones a la empresa. Tengo buen diálogo con ellos y si cambiara la situación de dependencia de este equipo, tendríamos que replantear y definir las funciones”.

FUENTE: DIARIO EL TRIBUNO

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *