Mediante un acta de intimación ante el Juez de Paz César Hugo Toledo, el criollo Benito Herrera pide el desalojo de la comunidad Wichi Ihi Lew’et de tierras ancestrales que cuentan con el relevamiento técnico del INAI. La ley 26.160 prohíbe los desalojos.

El pueblo originario acampa desde enero en el lugar para recuperar el territorio que fue ocupado por Herrera.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *