Jean Michel Bouvier, el papá de Casandre, cuyo crimen junto al de Houria Moumni,en la Quebrada de San Lorenzo aún no se ha esclarecido, sufrió un infarto. Se encuentra internado en el hospital Cochin de la capital de Francia.

Una nota del periodista Rubén Arenas para El Tribuno detalla lo siguiente:
Bouvier tiene problemas motrices en ambas piernas, sufre una esclerosis combinada por médula espinal y diabetes. El periodista Jean Charles Chatard, quien cubrió en Salta el juicio por el asesinato de las turistas francesas, señaló que el estado de salud de Jean-Michel “es complicado”, pero confía en que pueda superar este difícil trance.

“Yo estoy filmando una película en la isla de Córcega, pero tengo conocimiento de que está internado y que su hija Eleonor es la única que se está ocupando de él”, explicó Chatard a El Tribuno. El periodista galo, que es autor del libro “Francesas, autopsia de un doble asesinato”, contó que la salud de Bouvier comenzó a deteriorarse en el mes de julio y que se agravó en los últimos días. “Quiero terminar cuanto antes con la filmación de la película que estoy rodando para regresar París y reunirme con mi amigo”, comentó Chatard.

Bouvier vino en muchas oportunidades a Salta para impulsar la investigación relacionada con el asesinato de Cassandre y Houria. La último vez que estuvo aquí fue en octubre de 2017, cuando acompañó a la comitiva de Innocence Project Argentina que apoya a las personas condenadas injustamente. Esta ONG es la que viene reclamando por la libertad de Santos Clemente Vera, uno de los condenados por el homicidio de las turistas. Se trata del hombre que a juicio de Bouvier está cumpliendo una pena injusta por considerar que no tuvo nada que ver con el magnicidio de las jóvenes.

En esa oportunidad visitó el penal de Villa Las Rosas, donde mantuvo un encuentro emotivo con Vera. “Le pedí a Clemente que sea fuerte, que con la ONG Innocence Project Argentina vamos a luchar para sacarlo cuanto antes de la cárcel, porque fue condenado injustamente”, sentenció. “Cuando nos vimos, nos abrazamos y lloramos”, contó emocionado el hombre.

Bouvier sostuvo desde un primer momento que el vecino de San Lorenzo no tuvo nada que ver con el doble homicidio. En 2014, cuando se realizó el juicio por el asesinato de las turistas, Bouvier se emocionó cuando la Justicia salteña dictó la absolución de Vera. Con ello se cumplió lo que había declarado a este medio días ante del juicio cuando dijo: “Prefiero un asesino suelto antes que un inocente preso”. Sin embargo, el febrero de 2016 Bouvier recibió otro duro golpe cuando en París tomó conocimiento de que un Tribunal de Impugnación determinó que Vera era culpable y regresó a la cárcel con una condena a perpetua.

“Ahora no solo tengo que luchar para saber quienes asesinaron Cassandre y Houria, sino para lograr la libertad de un inocente”, expresó. “Las chicas jamás pudieron haber sido asesinadas por una sola persona”, señaló en alusión a Gustavo Lasi, quien a su juicio fue el único que participó del horrendo crimen.

Los cadáveres de las turistas fueron encontrados el 29 de julio de 2011 en la Quebrada de San Lorenzo, 14 días después de que salieron del hotel donde estaban alojadas. Ambas presentaba impactos de bala y signos evidentes de haber sido violadas. Bouvier nunca creyó que las jóvenes hayan sido asesinadas en ese lugar.

“Todo se hizo mal”

“No me voy a detener hasta saber quiénes asesinaron a Cassandre y Houria”, expresó Jean-Michel Bouvier a El Tribuno en París, en junio de 2014, días después de que culminara el juicio a los tres imputados por el doble homicidio, de los cuales solo uno fue condenado.

“Estoy desencantado con la Justicia de Salta porque desde un comienzo las cosas se hicieron mal”, dijo. En esa ocasión manifestó que su objetivo era radicarse en Salta para impulsar la investigación. “Lo único que me detiene en París es mi madre que está viejita, enferma y soy el único que la puede cuidar”, contó.

Para entonces ya tenía prevista una reunión con la presidenta Cristina Kirchner. “A la presidenta le voy a decir lo mismo que le dije al gobernador Urtubey”, adelantó. Y así lo hizo cuando en julio de ese año llegó a Buenos Aires y se entrevistó con la mandataria, a quien le pidió colaboración para que el crimen de las turistas se investigue en profundidad. “Le aclaré que mi único objetivo es saber los nombres de los criminales que faltan”, señaló.

(Foto El Tintero de Salta)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *