Derechos Humanos Justicia País

Tucumán | Concluyeron las declaraciones de Testigos en el juicio oral por el asesinato de Javier Chocobar

Este martes 11 se llevó a cabo la séptima jornada de debate en la causa por el asesinato de la autoridad indígena Javier Chocobar y las graves lesiones producidas a los comuneros Andres Mamaní y Emilio Mamaní; el Tribunal de la Sala IV de la Cámara Penal escuchó las últimas declaraciones de los testigos ofrecidos por las partes.

Según detallan en la página de Justicia por Javier Chocobar en facebook, el primero en hablar fue el Médico Forense, quien informó al Tribunal sobre la salud de Andrés Mamaní (víctima de la causa), quien no había podido declarar hasta aquí por encontrarse con graves secuelas en su salud como consecuencia de los hechos ocurridos el 12 de octubre de 2009. El tribunal resolvió, ante la acreditación de su imposibilidad para comparecer, dar lectura de su declaración realizada durante la instrucción del proceso.
Posteriormente declaró el Oficial de la División Criminalística Rogelio Farias Sánchez, quien realizó el análisis sobre las armas y elementos secuestrados. Al momento de realizar las preguntas las defensas, el tribunal permitió al imputado Luis Humberto “el niño” Gómez interrogar al testigo -en lugar de su defensor, Eduardo Andrada Barone- en razón de ser Gómez también perito. Le pregunto a Farias: “¿Usó algún método científico para hacer la pericia? Digo, para reproducir la pericia”, a lo que el testigo respondió que no hace falta ningún método científico, porque se tienen las armas y los elementos secuestrados.

Durante el interrogatorio Gómez se mostró ofuscado en más de una oportunidad, llegando incluso la Jueza Wendy Kassar (Presidenta del Tribunal) a señalar que las preguntas eran intimidatorias haciendo lugar a las oposiciones de la fiscal y los querellantes. “Es muy difícil mi rol. No puedo obviar la necesidad de defenderme porque dice cosas que…”, manifestó encolerizado Gómez.

Finalmente declaró el Perito Oficial Elías Héctor Martín, quien señaló desde qué posición se habría efectuado el disparo que hirió de muerte al comunero Javier Chocobar, en función del impacto en la pierna derecha. Sostuvo que un disparo de amedrentamiemto se hace al piso o debajo de la cintura, y que un operador de un arma de fuego tiene que saber y entender que con la utilización de un arma puede inhabilitar e incluso matar a una persona. “Me tengo que hacer cargo de haber empeñado un arma de fuego y que a raíz de esa utilización hay consecuencias” declaró Elías. Nuevamente el tribunal permitió a Humberto “El niño” Gómez hacer preguntas y que indique y exija conclusiones que el perito no había dado durante su declaración.

Con estas declaraciones finalizó el examen de testigos, donde los jueces Wendy Kassar, Emilio Páez de la Torre y Gustavo Romagnoli, tuvieron la posibilidad de escuchar más de treinta testimonios de testigos ofrecidos por la Fiscalía, las Querellas y las Defensas, entre las que se encuentran las declaraciones de los miembros de la Comunidad Indígena Los Chuschagasta.

Entrando en la última etapa del juicio, en Tucumán, convocan a acompañar las audiencias y el día de la sentencia.

Foto: Franco Vera

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=239599463340687&id=120614758572492

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *