El único detenido después de que fueran encontrados los cuerpos de Gabriela Figueroa (16) y Luis Rodríguez (40) en Apolinario Saravia, ahora está en libertad. Si bien en un primer momento se investigaba el femicidio seguido de suicidio.  Por orden del fiscal subrogante Oscar López Ibarra se había detenido con prisión preventiva a José Rodríguez Batista. Intervino en ese entonces también la auxiliar fiscal Marcela Elías. La abogada que lo representa, María Vanina Castaño sostiene que no estaban dadas las condiciones para la detención y ahora pedirá su sobreseimiento en la causa.

Castaño había solicitado la revocación de la prisión preventiva, fue  denegada en el Juzgado de Anta, apeló y el  Tribunal de impugnación haciendo lugar a esa presentación, revocó la prisión preventiva con medidas sustitutivas.

El Dr. Luis Costas, a cargo de la Vocalía 1 de la sala IV del Tribunal de Impugnación, resolvió hacer lugar de modo parcial al recurso de apelación interpuesto por la defensa técnica, no acoge el pedido de nulidad del decreto de imputación por el estado en el que se encuentra la causa y sí da lugar al pedido de revocación de la prisión preventiva ordenándose la libertad de J. Rodríguez Batista.  Este hombre aún puede ser requerido a juicio.

Deberá cumplir  las siguientes medidas:  a) Fijar domicilio donde resultarán válidas todas las notificaciones; b) presentarse ante la fiscalía interviniente cada 15 días; c) prohibición de ausentarse de la provincia o lugar de residencia sin la debida autorización judicial: d) prohibición de ingerir bebidas alcohólicas y/ o sustancias estupefacientes; e) prohibición de acercamiento al entorno familiar de la víctima; f) la prestación de una caución juratoria. El incumplimiento de cualquiera de estos puntos puede hacer que vuelva a las condiciones de encierro.

La Dra. Castaño busca el sobreseimiento de su defendido, sostiene: “porque las pericias del CIF que faltaban en relación al cotejo de ADN, del imputado con la víctima han dado todas negativas, hay condiciones para aseverar que el sr no tuvo ninguna participación en el hecho y continuar el sobreseimiento más con el fallo que conseguí en apelación con el Tribunal de Impugnación…Falta que le devuelvan las cosas que se secuestraron en el allanamiento. Faltan las cosas que quedaron en el CIF que se enviaron para los estudios pertinentes. Una vez que el CIF las devuelva eso se remitirá a la policía y hará la entrega pero ya está autorizada la devolución incluso la fiscalía no se opuso y calculo que el juez de garantías da lugar. Además no hay ninguna prueba pendiente de producción. Todas las pericias que se tenían que hacer en relación a estos elementos secuestrados ya están hechas e incorporadas a la causa”.

La abogada afirma que en las pericias hechas al fallecido Luis Rodríguez sí se habría encontrado ADN de la víctima (Figueroa). En defensa de José Rodríguez Batista dice: “De los resultados que arrojan las pericias aparentemente el que habría cometido el hecho fue el hermano que se quitó la vida”.  En su testimonial el único imputado en la causa, dijo que conocía situaciones de violencia en la pareja pero que nunca se habían denunciado

Sobre la revocación de la prisión preventiva explica: “Para el Tribunal de Impugnación, en el fallo dice que no estaban dadas las condiciones para ordenar la prisión preventiva de J. Rodríguez Batista, porque tienen que darse los requisitos de riesgos procesales. El Sr tiene constituido arraigo, tiene trabajo en la localidad  de Apolinario Saravia hasta el día de la fecha está trabajando ahí, constituyó su nueva familia, tiene un hijo”.

Castaño plantea que hubo irregularidades en la causa: “Esta causa también se ha manejado mal porque cuando sucede el hecho y se ordena la detención de José Rodríguez Batista, mi defendido, lo estaba reemplazando al Dr Dantur, la Dra Elías y evidentemente hay criterios muy dispares entre un auxiliar y el otro. Dantur después de todas las pruebas que recogió en testimoniales, concluye diciéndome que jamás hubiera ordenado esa detención”. La abogada sostiene que Elias mandó elementos que no servían para hacer las pericias  y tuvieron que enviarlos dos veces. “Juntó tierra del lugar. No sé para qué sirve para hacer un cotejo de ADN la tierra”.

Según lo que evalúa Castaño, el  testimonio más importante sería de una hermana menor de la víctima “ella es quien la acompañó hasta el puente, en inmediaciones donde se encuentran los cuerpos. Fue la última en ver a la víctima. Lo que manifiesta en todo momento es que José, mi imputado no estaba en el lugar del hecho. Ella vio que José habló con su hermano y se volvió hacia Luis Burela. Es la última persona que vio a la víctima con vida, manifiesta que vio a Luis esperándola en el puente con un machete y que ingresó solo él con la víctima. La mandaron a la nena a buscar alambre para arreglar la bici, cuando regresa ya no la encuentra a la hermana”.

La letrada menciona que hay un informe de la Empresa la Moraleja donde certifican que el 16 de febrero su cliente estuvo trabajando. Añade: “Lo contundente además de los testimonios, son las pericias. Cuando pido revisión de la prisión preventiva y me la deniegan el auxiliar fiscal para tener algún argumento de peso pide hacer una recolección de  hisopado bucal de mi defendido para poder hacer un cotejo de ADN con la víctima, no se hizo desde el principio… La pidieron dos días después de que yo presenté la apelación, a los fines de poder tener algún argumento, mandaron a hacer esa prueba de último momento.  A la negligencia de la fiscalía la vuelve a pagar el imputado, porque a los platos rotos siempre los terminan pagando los imputados. Cuando se manda ese cotejo demoró dos meses. Tuve que ir y hacer una presentación en el CIF para que los resultados aparezcan. Es contundente el resultado, es negativo”.

Castaño menciona que durante la detención hubo violaciones a los derechos de su defendido, lo que es objeto de otra causa iniciada.

El día del allanamiento también se habría perdido dinero de la casa de José Rodríguez Batista “La policía dice que no ha secuestrado ese dinero. Hay una causa también abierta en investigación en relación a ese dinero que está faltando, que eran 30 mil pesos. Todas irregularidades por parte de la fiscalía, no se hacen las cosas bien o a la policía no se le dan las instrucciones que corresponden”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *