Desde el hospital local atendieron cerca de 300 pacientes en los centros de evacuados pero los problemas sanitarios más serios empezarían a aparecer después de la inundación.

La gerenta del hospital de Apolinario Saravia, Dra. Elise Cabezas conversó con Anta Periodismo sobre la situación ante las inundaciones. “Desde el lunes empezamos a recorrer todos los centros de evacuados, había pocos, después empezaron a aumentar, formamos como consultorios en cada base para la atención”.

La médica destacó que el Ministerio de Salud envío medicamentos. Pudieron abastecer la demanda necesaria “cooperando”. Al operativo lo llevó Acción Social del municipio y estuvo actuando Defensa Civil, “lo que nosotros hacemos es coordinar solamente la asistencia sanitaria”.

Sobre el tema de medicamentos, la dra sostuvo que tienen mucha población a cubrir “nos faltan cosas que son para nosotros indispensables, ibuprofeno, amoxicilina” pero habrían podido con la demanda “hemos atendido a todos los pacientes que nos han llegado a los centros dándoles la medicación… alrededor de 300 con problemas de salud, pacientes que también han sufrido heridas”. A raíz del contexto de la inundación, las principales patologías fueron enfermedades respiratorias y cuadros diarreicos.

Según el conteo del hospital local hubo “casi 600 evacuados”. Trabajaron con un médico y enfermeros/as.  La Dra Cabezas advirtió “cuando baje el agua vamos a ver todo lo que llega porque no es durante la inundación sino después que vamos a tener más complicaciones en cuanto a diarreas, van a empezar a aparecer las piodermitis, las infecciones respiratorias”.

¿Qué donar en medicamentos?
Respecto a este tema la Dra se manifestó “agradecida con todo lo que nos está llegando para suplir la necesidad de la gente”.
Lo indispensable sería: dipirona, diclofenac, dioxina, ranitidina, antibióticos inyectables. En cuanto a via oral todo lo que sea para niñxs: ibuprofeno, floratil, loperamida, nectocur, cefalexina, “esos son más o menos los medicamentos que se están manejando y que vamos a necesitar”, afirmó Cabezas.

La semana pasada estuvo el Subsecretario de Salud Francisco Marinaro Rodó “recorriendo y supervisando el operativo, le pareció que estaba bien, no se nos desbordó en el hospital”.

Ahora, después de la inundación, comenzaría la situación más dificil para la atención y la médica expresó que tienen la colaboracion de los hospitales de J. V. González, Las Lajitas y de El Quebrachal “nos están mandando enfermeros, médicos”. Vamos a necesitar pediatras de J. V. González, médicos de las Lajitas, entre gerentes estamos tratando de organizarnos para que nos den una mano en cuanto a médicos porque nosotros somos pocos”

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *