El Departamento de Bromatología de la Municipalidad de J. V. González continúa con el plan de inspecciones a los comercios del rubro alimentos.

En este nuevo procedimiento se detectaron y decomisaron alimentos vencidos en un local comercial del Barrio San Antonio que fueron retirados de circulación comercial.

Se labraron actas que se elevarán al Juzgado de Faltas municipal. La mercadería fue llevada al departamento de bromatología para su disposición final

El municipio solicita a las distribuidoras “que asuman su responsabilidad en la mantención y protección de la salubridad de los alimentos”. A los/as vecinos/as se les pide que verifiquen que el lugar esté correctamente habilitado y que los productos tengan la certificación bromatológica adecuada; como por ejemplo: rótulo, número de habilitación y fecha de vencimiento, cadena de frio, entre otros.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *