Este jueves a las 10 de la mañana tendrá lugar una reunión entre la representante de la oficina de Defensa del Consumidor en Anta, Dra. Vanina Castaño, con propietarios de supermercados y locales de autoservicio. Se efectuará en el Concejo Deliberante que presta sus instalaciones.

Se pretende llegar a un convenio que mantenga por 30 días los precios de productos básicos que conforman la canasta familiar. La propuesta sigue la línea de trabajo que viene realizando la Secretaria de Defensa al Consumidor en la capital salteña.

La Dra. Vanina Castaño, en el programa radial de Anta Periodismo, señaló que el supermercado Miguelito es el primero en adherir y firmar el convenio que proponen desde su oficina.

“El convenio apunta a proponer al comerciante que adhiera, que haga un listado de productos, de 13 a 15, y se mantengan los precios por el plazo de 30 días. Solicitamos que se seleccionen productos de primera necesidad, de consumo básico”, precisó Castaño.

Contemplan alimentos y puede incluir productos de higiene y limpieza “va a variar según el stock y disponibilidad que tenga cada comercio”.

“La Secretaría lleva a consideración del comercio la propuesta. Apuntamos a que se mantengan los precios”, manifestó. También la representante local de Defensa del Consumidor explicó que el comercio podrá elegir las marcas, y que los productos deben estar disponibles para los/as clientes de forma separada o conjunta en una canasta.

Se exigirá en el convenio que los productos básicos con precios congelados, permitan llegar a una canasta básica que oscile entre los 300 o 400 pesos.

Castaño remarcó que es “una iniciativa para afrontar la crisis económica que golpea nuestro país. Sabemos que esto ha repercutido tanto en desmedro de los consumidores como también de los comerciantes, ya que ha disminuido el nivel de compra. Entonces, como ha afectado al consumo lo que se busca es incentivar y lógicamente de nuestra parte proteger al consumidor”.

El lunes estaba prevista la primera reunión pero se pasó para este jueves porque asistió un solo comerciante. Esta vez, añadió que visitó varios comercios, y se percató de que hubo “mucha desinformación”.

La propuesta se extendería después a comerciantes de otras localidades del departamento de Anta. El beneficio para los/as propietarios/as es “la publicidad en las páginas y medios oficiales del gobierno de la provincia”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *