El viernes 23 de noviembre personal de la Policía de Salta secuestró 16 ejemplares de catas (pichón) en la localidad de Apolinario Saravia.

Después la Policía Rural trasladó las aves a la Reserva Nacional Pizarro (en el pueblo cercano de General Pizarro)

“El tráfico de fauna pone en riesgo la supervivencia de los animales en peligro de extinción o amenazados”, sostuvo  Soledad Rojas.

“Hoy alimentamos y ubicamos en un lugar más amplio a las catitas secuestradas por efectivos policiales de Apolinario Saravia, salvándolas así del tráfico de fauna.
Esperamos que sobrevivan todas. Aún no se alimentan solas ni vuelan pero haremos lo posible para que pronto vuelvan a su habitat natural”, expresó la guardaparque  en su cuenta de facebook.

 

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2386171188077565&id=100000541220816

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *