El juez de la Sala II del Tribunal de Juicio de Metán, Ramón Alberto Haddad, condenó a J.G.(45), a la pena de ocho años de prisión efectiva, por ser autor voluntario y responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, por un hecho ocurrido en abril pasado.

Por ello, ordenó que J.G. siga detenido en la Unidad Carcelaria 2 y le impuso la inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena.

El juez dispuso que una vez firme la sentencia, se extraiga material genético al condenado, por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales y su posterior inscripción en el Banco de Datos Genéticos, previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), conforme la Ley 7775 y su decreto reglamentario. En tanto, el Servicio Médico Forense deberá realizar el informe físico, para constatar las señas particulares para su identificación integral.

Las copias certificadas serán remitidas a la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA), según lo exige la Acordada 12480, con la muestra fotográfica actualizada del condenado y la impresión de un juego de huellas dactilares.

El hecho juzgado ocurrió el 25 de abril pasado, en El Quebrachal, departamento Anta.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *