(Por Claudia Alvarez Ferreyra)

El relato de Marina Torres, vecina del barrio Obraje III y referente social del merendero Virgen del Cerro.

La vecina sostiene “hoy amanecí con infección intestinal, náuseas y hay mucha gente en mi situación como resultado de las inundaciones que causaron contaminación por el rebasamiento de los pozos letrinas de baños. Nuestro barrio OBRAJE 3 está cubierto de una capa verde de agua servida y materia fecal derramada. Tenemos las mangueras de AGUA en estos suelos contaminados.
Necesitamos por día litros y litros de agua mineral y lavandina para medianamente poder sobrellevar la situacion. Hay niños con diarreas, erupciones en la piel” […]

Además agrega que le entregaron al presidente del Concejo Deliberante Marcelo Díaz, una nota firmada solicitando la declaración de la emergencia sanitaria. Solicita a los/las concejales que se ocupen de este tema y que efectúen un trabajo en territorio “se trata de la salud de nuestros hijos, esas mangueras de la foto son las que traen el agua que bebemos”, dice la mujer.

Es un tema que debería interpelar no solo a los/as concejales sino también a los/as funcionarios/as del municipio y de la provincia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *