El concepto de “embarazo adolescente” como invisibilizador del abuso sexual infanto-juvenil

En H7 Radial por FM Noticias 88.1, la abogada Gabriela Gaspar, miembro del Comité de América Latina y el Caribe Para los Derechos de las Mujeres (CLADEM), habló sobre la presentación del informe sobre maternidades forzadas “Jugar o parir” que se llevó a cabo en horas de la mañana.

Según el informe estadístico que realizaron más de 200 niñas de entre 10 y 14 años dieron a luz en Salta “En estos casos hablamos de abusos sexuales y la mayoría de estos casos se dan dentro del ámbito intrafamiliar y encuadrarían perfectamente en la aplicación de los protocolos de abortos no punibles”

“En el caso de los abusos sexuales infantiles, hasta este año que pasaron a ser delitos de instancia pública, es decir que cualquiera puede denunciar y no hace falta ratificación de la denuncia, en un 70% se dan en el interior de la familia, es decir, padres, tíos, hermanos, y esto ha hecho que sean silenciados y tiene que ver con la naturalización de la violencia sexual”, explicó la letrada.

“Bajo la connotación de embarazo adolescente implican el carácter natural que tiene la mujer de procrear, estamos invisibilizando que estamos frente a abusos sexuales, por eso hablamos de maternidades forzadas”, dijo Gaspar.

En relación a la situación en la que se encuentra nuestro país con respecto al continente latinoamericano comentó “Argentina está en 4to lugar en relación a latinoamérica, de los 15 países en lo que se ha realizado el monitoreo ocupa el cuarto lugar, pero tengamos en cuenta que la capacidad poblacional que tiene Argentina que tiene en relación a Brasil, que es el segundo, es alarmante”

“En estos últimos tiempo se hablaba que teníamos entre 10 y 14 maternidades forzadas por día, pero no había un registro oficial de ello, ha sido la creación del Observatorio (de violencia contra las mujeres) lo que ha ido poniendo en el tapete y ha hecho visible esta situación”, expuso la letrada.

Sobre la necesidad de impartir educación sexual integral desde los primeros años de escolaridad dijo “Estos grupos que se oponen están hablando de generar y motivar las relaciones sexuales y en realidad estamos hablando del cuidado de la salud, que se respete el derecho a la intimidad, que se respete mi espacio, mi cuerpo, mi integridad física”.

En cuanto a la vulneración de derechos que se ejercen sobre las niñas obligadas a parir manifestó que “es una cadena, primero hablas de abuso sexual intrafamiliar o de allegados, después está silenciado porque a esa niña víctima se la hace cómplice y se la culpabiliza, el segundo factor es que cuando se interviene se interviene tarde, se interviene con un embarazo ya avanzado que pone en riesgo la vida de esa niña y ahí entran en juego los factores religiosos, conservadores, y la objeción de conciencia en el ámbito de la salud que dilatan tanto los procesos que se terminan transformando en un parto más, es una cadena de violaciones de derechos”

Fuente: Hora 7 Radial/FM Noticias 88.1 Mhz

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *