Actualidad Anta El Quebrachal Género

El Quebrachal | Denunció a un maestro de escuela rural por abusos sexuales en la infancia

Nancy Gomez hoy tiene 32 años, es oriunda de El Vencido, Municipio de El Quebrachal. Denunció a un maestro rural, por abusos sexuales cometidos contra ella durante su infancia, desde los 10 a  12 años. El docente se llama Dardo Escobar  aún sigue ejerciendo y es director de la escuela Pastora Lobo de Pauna (ex N°651) en Anta, la misma institución donde la víctima relata que habrían sucedido los abusos. El ministerio de educación aún no tomó medidas  pese a tener conocimiento de la denuncia policial y pública.

La escuela queda a 33  kilómetros de El Quebrachal. En una zona rural donde las mujeres y niñas estaban y continúan desprotegidas, la situación poco ha cambiado en estos últimos 20 años. En esos lugares las opresiones son múltiples, de género, de clase, “psicológica, económica y política” especifica Nancy.

Sobre el caso, como sobreviviente expresa “lo guardé por 21 años, ni siquiera mi familia lo sabía… la opresión y el miedo hace que no podamos hablar”. Desde que cobró el valor de hacerlo público y denunciar,  comenta que le escribieron dos mujeres más que habrían sido también  víctimas.

La denuncia fue hecha en la policía de Metán, donde reside Nancy ahora. Los delitos habrían ocurrido entre 1997 y 1998 en Anta, por este motivo la demanda debe pasar a la competencia de la fiscalía penal del distrito sur a cargo de Gonzalo Gómez Amado.

Hasta el momento no tiene novedades de la justicia ni tampoco del Ministerio de Educación, informó de la situación a Olga Flores, autoridad del organismo en la zona, quien le pidió que le haga llegar la denuncia. Pese a tener conocimiento del caso no han tomado medidas con el docente denunciado. “Como pretenden que yo siendo una víctima tenga que estar acercando la denuncia”…Cree que el ministerio deberían acercarse a las victimas ante estos casos.  “Las víctimas siguen siendo  juzgadas y ellos –los abusadores- en alto.  Lo mínimo que podría haber hecho el ministerio de educación sería retirarlo del cargo. Ante estos abusos si nosotros como personas violentadas si no nos levantamos van a seguir. Los abusadores hacen cadena. Es terrible, doloroso, dice Nancy.  Añade que en la escuela rural de El Vencido “Ningún directivo en todos estos años hizo el intento de llevar un psicólogo”.  Cuestiona además a esa  educación que enseña  “a oprimirnos, a callarnos”.

Este 19 de diciembre, se organizó una marcha en Salta Capital para “Romper el silencio que encubre todo tipo de violencia sexual”. Nancy viajó hasta allí, habló en distintos medios de comunicación. Fue a  buscar ayuda. Cuenta que está siendo asistida en el Foro de Mujeres por la Igualdad de oportunidades que preside Irene Cari y anhela que las otras víctimas también puedan recibir ayuda y contención.  Ni en El Vencido que es una zona rural,  ni en todo el Municipio de El Quebrachal, no hay oficinas donde se asista a las víctimas.

En estos últimos días, luego de conocerse el caso de la actriz Thelma Fardin, quien apoyada por sus colegas denunció en la justicia y de forma pública a Juan Darthes por una violación ocurrida cuando tenía 16 años, se instaló la consigna #MiráComoNosPonemos que sirvió para que muchas mujeres cobren la valentía para cortar con el silencio de los abusos sexuales sufridos y hacer públicos sus casos con escraches a los perpetradores. La fuerza del movimiento feminista a nivel país parece empezar a romper con esa sociedad donde hasta ahora ha imperado la cultura de la violación y la naturalización de este delito.

Nancy dice que fue el relato de una  mujer que fue víctima a los 3 años lo que hizo que ella cobrara fuerza para hablar. Ahora espera que desde la justicia y el ministerio de educación actúen.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *