Actualidad Género Provincia

Tartagal | #JusticiaPorJuana. Seis violadores condenados

En 2016 se conocía la historia de Juana, ése es un nombre ficticio que usó el movimiento feminista para visibilizar el caso sin exponer ni revictimizar a la niña. Tenía 12 años cuando fue violada en noviembre de 2015.  Es wichí, discapacitada, quedó embarazada y tampoco tuvo en su momento el acceso a la información ni a la implementación del aborto no punible, vulneración de derechos que hoy seguimos viendo contra las niñas como en los casos recientes de Jujuy y Tucumán.  En su caso se daban todas las causales que permiten una interrupción legal del embarazo (ILE) fue víctima de violación, con una discapacidad y  su salud mental y física estaba afectada.  Juana había quedado después de la violación en completo abandono por parte del estado y cursando un embarazo. Le terminaron practicando una cesárea a las 31 semanas de gestación por la inviabilidad del feto anencefálico.

Las múltiples violencias contra Juana van a ser irreparables. Esta semana 6 de los violadores recibieron al menos una condena a 17 años de prisión en un juicio que se realizó en Tartagal.

El juicio y la condena a los violadores

Este 26 de febrero la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal, haciendo lugar al pedido de la Fiscalía, resolvió condenar a 17 años de prisión a los seis adultos acusados del abuso sexual de una niña de 12 años de la etnia Wichi y se declaró la responsabilidad penal de los 2 menores juzgados. El fiscal penal Pablo Cabot había solicitado dicha pena por considerar que las pruebas y testimoniales expuestas en el debate, dejaron en claro la participación de los acusados en el hecho.

Fueron juzgados Jorge Gabriel Salas, Sebastián Matías Salvatierra, Pantaleón Javier Mansilla, Luis Fernando Lamas, Omar Alcides Arias, Juan Domingo Verón y dos menores de edad por el delito de abuso sexual con acceso carnal calificado por el número de autores y agravado por la intervención de menores de edad. 

Ante el Tribunal presidido por el juez Anastasio Vásquez Sgardelis, junto a los vocales Osvaldo Chehda y Ricardo Martoccia, el fiscal penal Pablo Cabotconfirmó la responsabilidad de los acusados en el hecho ocurrido el 28 de noviembre de 2015, cuando la menor de 12 años fue atacada sexualmente en inmediaciones de una cancha de fútbol de la localidad de Alto La Sierra.

Cabot realizó un relato pormenorizado del hecho, al que calificó de aberrante y se lo adjudicó a los acusados, cuyas declaraciones de inocencia quedaron desacreditadas a lo largo de las pruebas y las testimoniales producidas durante el debate, según sostuvo.

El fiscal resaltó sobre todo las declaraciones de dos menores, quienes intentaron impedir que los imputados se llevaran a la niña que posteriormente fue abusada, sin tener ningún reparo en su escasa edad ni en su condición, ya que la niña padece retraso madurativo.

Indicó que los testimonios de las dos testigos menores de edad fueron claros y contundentes, ya que no sólo permitieron establecer lo sucedido, sino también identificar a los autores que finalmente llegaron a juicio. Asimismo, señaló que la propia víctima pudo relatar lo ocurrido.

Defendió las pruebas producidas durante el proceso penal, las cuales no llegaron a ser debilitadas durante el juicio, pues si bien los acusados adujeron que no estuvieron en la escena del abusolas pruebas reunidas demostraron con claridad la participación que tuvo cada uno en el cruel abuso de la menor.

“Mediante los elementos probatorios analizados se constató que los imputados accedieron carnalmente a la menor víctima, valiéndose del número de autores, del uso de la fuerza, la violencia física, y de las condiciones psíquicas y físicas de la víctima, las que le impidieron neutralizar el ataque de los causantes”, resaltó.

Asimismo, expresó que la superioridad de los atacantes “les permitió doblegar la resistencia de la víctima tomándola del cuerpo y arrastrándola con fuerza y violencia física desde la cancha de fútbol hasta los arbustos, sin necesidad de propinarle golpes”.

Agregó que durante el proceso penal inicial y a lo largo del debate, quedó claro que la víctima no sólo fue arrastrada con fuerza y violencia hasta el lugar donde se perpetró el acceso carnal, sino que el abuso también fue violentosufriendo la niña una lesión en sus órganos.

En vista de ello, Cabo solicitó la aplicación de una pena de 17 años de prisión para Jorge Gabriel Salas, Sebastián Matías Salvatierra, Pantaleón Javier Mansilla, Luis Fernando Lamas, Omar Alcides Arias y Juan Domingo Verón. También solicitó con respecto a los dos menores juzgados, que sean declarados penalmente responsables.

A su turno, el abogado defensor Sergio Heredia, quien se extendió en su alegatos por tres horas, aludió a la supuesta falta de pruebas forenses y en base a ello trató de sostener que ante la falta de certezas se debía aplicar la absolución por el beneficio de la duda.

Posteriormente, los ochos acusados tuvieron su última oportunidad de hablar ante el Tribunal, circunstancias en que insistieron en rechazar la acusación y se declararon inocentes. Luego de ello, el Tribunal pasó a deliberar para dar a conocer su veredicto pasada las 17, cuando los jueces dieron a conocer el fallo que condenó a 17 años de prisión a los seis mayores y declaró responsable a los dos menores, tal como lo requirió el representante del Ministerio Público.

Un menor habia sido declarado en rebeldía pero se presentó luego espontáneamenre

La jueza Sandra Sanchez tomó audiencia al menor que fuera declarado en rebeldía por la Sala I del Tribunal de Juicio de Tartagal en el juicio por el abuso sexual de una niña wichi en Alto La Sierra, hecho ocurrido en 2015.

 

J.M.S. se presentó espontáneamente en el juzgado de menores a cargo de las medidas tutelares. Dijo que no había comparecido a la audiencia de debate ya que se encontraba trabajando en tareas de desmonte en la zona de Orán donde había fijado domicilio. Cuando regresó de las tareas su madre le informó del juicio.

Hasta aquí J.M.S. había cumplido con las medidas impuestas y concurrió a las audiencias de control de conducta fijadas por la jueza.

Dos menores fueron declarados penalmente responsables de la violación en banda sufrida por Juana.

El menor J.M.S. que se presentó será juzgado por el mismo delito, aunque intervendrá otro Tribunal para resolver su responsabilidad o no en los hechos imputados.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *