Actualidad Anta Medio Ambiente Provincia

J. V. González | En audiencia pública, vecinos/as se opusieron al desmonte de CRESUD

Cresud pide autorización para más desmontes. El Viernes por la mañana se realizó una audiencia pública en J. V. González, departamento de Anta. convocada por el Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Provincia de Salta, José Cornejo Coll, quien después de la misma deberá decidir si autoriza o no un desmonte solicitado por la empresa CRESUD en el departamento de Rivadavia. Faltaron todos los representantes políticos invitados. Hubo una notable presencia de personas interesadas en el tema, activistas que se trasladaron desde distintos puntos de la provincia, integrantes de movimientos sociales como el MTL Rebelde, vecinos/as, comunicadores/as y periodistas.

No se vio participación de pobladores (principales afectados) de Rivadavia a quienes tampoco se les facilitó el acceso, ni del límite con Chaco.

La Dra Antonella Pereyra del programa de audiencias públicas explicó que en un plazo de 10 días emitirán un informe y luego de eso el Secretario de Ambiente deberá dictaminar si autoriza o no el desmonte.

La solicitud de la empresa es de autorización de Cambio de Uso de Suelo, con fines de agroganadería, en una finca del Establecimiento Agroganadero CRESUD, inmueble matrículas N° 5.414, 5.417, 5.423 y 5.424 del Dpto. Rivadavia, expediente N° 0090227-179590/2015-0.  CRESUD es una Sociedad Anónima, Comercial, Inmobiliaria, Financiera y Agropecuaria. El proyecto que proponen se ejecutaría en tres módulos productivos, piden la habilitación de 2.904 ha netas en la primera etapa, 2.901 ha netas en la segunda etapa y 1.754 ha netas en la tercera etapa, con 3.305 ha de protección y reserva.

La audiencia se realizó este viernes 05 de julio, a las 10:00 horas en el Salón Shing Ran, de Joaquín V. González. De parte de la empresa estuvieron presentes el equipo técnico compuesto por el Ing. Horacio Falco quien estará a cargo del desmonte y el Ing. Claudio Cabral profesional que firmó el Estudio de Impacto Ambiental y Social.

Representantes Políticos Ausentes. Ninguno de los/as políticos/as de Anta ni Rivadavia acudieron a la audiencia, entre ellos legisladores e intendentes que habían sido invitados/as.

Se hicieron varios planteos a la empresa por parte de quienes tomaron la palabra. La justificación para realizar la audiencia en Anta fue la cercanía con la ciudad de J. V. González y los representantes de la empresa responsabilizaron a los políticos de Rivadavia de no generar las condiciones de infraestructura necesaria para que se trasladen allí.
Una referente de la Red Federal de docentes por la Vida planteó que las consecuencias del agro negocio y del uso de agrotóxicos como el glifosato, no se ven a corto plazo sino cuando pasa el tiempo: malformaciones, abortos espontáneos, cánceres, entre otras enfermedades. Resaltó que los hospitales del interior están llenos de personas con síntomas de enfemedades producidas por la implementación de este modelo de agricultura y que faltan datos en la provincia. También habló de la problemática de las pulverizaciones que se expanden con la deriva señalando que en algunos estudios ya se detectó que en la lluvia hay glifosato.

Horacio Falco (de CRESUD) respondió: “están hablando de genocidio, de contaminación algo que no creo es lo que corresponde, venimos a hablar de este proyecto de mi cliente, venimos a esta audiencia pública para ver qué más se puede aportar a este proyecto. Acá no se está matando a nadie, no hay ningún genocidio, actuamos de la forma correcta y con buenas prácticas agrícolas”. Desde la empresa aseguraron que cumplen con las normas de seguridad e higiene en cuanto al uso de agroquímicos, negaron que la misma se relacione con la expulsión de pobladores, y también en todo momento reiteraron que las inquietudes de quienes preguntaron por las consecuencias socio ambientales, no eran para tratarse en ese ámbito: “Plantéeselo a los políticos, a quien quiera, son cuestiones políticas” llegó a decir Falco e invitó a hablar de estos temas en un café. Si bien las audiencias públicas no son vinculantes constituyen el espacio en el que se supone que la gente puede hacerse escuchar, tiene ese derecho y será de una decisión política del gobierno incluso desde donde deberá admitirse o no el desmonte propuesto.

Mientras a nivel mundial se pide a los gobiernos que incorporen políticas de reforestación urgentes, en Salta ocurre lo opuesto y la situación viene siendo denunciada de forma permanente por ambientalistas de la provincia. En este lugar de Anta donde CRESUD desarrolla su proyecto productivo y que extenderá a Rivadavia, se han producido muchos desmontes de grandes empresas y en el último tiempo se ha señalado por parte de distintos sectores, una vinculación entre esta práctica con efectos en el clima como las inundaciones, los vientos constantes, o el calor extremo.

El Estudio de Impacto Ambiental y Social presentado por CRESUD es de 2015 y vuelve a presentarse sin haber sido actualizado en 2019.  Según sostuvo una fuente, en 2015 habría sido rechazado.

Algunas inquietudes planteadas también fueron que en el E.I.A.S no se nombran especies de fauna silvestre protegida típica de Rivadavia, dentro de las hectáreas de desmonte se preguntó si hay comunidades originarias ya que desde el INAI no se han completado los relevamientos en todo el país, también se consultó por los pobladores que habitan en el predio de CRESUD o territorio aledaño que crían animales (y suelen caminar varios kilómetros), en el estudio presentado varios ponen énfasis en que les avisen cuando deban retirarlos.

En consulta de este medio con el antropólogo Andres Leake, estudioso de la problemática del desmonte en Salta, manifestó que el estudio de impacto ambiental y social no ha sido actualizado, no analiza los efectos que va a tener en el cambio climático. Tampoco evalúa el impacto del proyecto para pobladores del límite con el Chaco ya que limita con esa provincia, pero sus derechos no han sido considerados. No se provee acceso fácil a la gente directamente afectada. Y enfatizó que mientras en Europa se está planteando la necesidad de reforestar en Salta sucede todo lo contrario.

Pese a los negocios millonarios de las grandes empresas que se instalan en estas regiones del interior, no se observan los beneficios para sus pobladores.

Eduardo Sergio Elsztain es el presidente de CRESUD e IRSA, representan las mayores empresas inmobiliarias y agropecuarias del país. Es accionista mayoritario del Grupo IRSA, dueño de Alto Palermo, del Abasto Shopping, Patio Bullrich, del shopping Dot y del Distrito Arcos. Elsztain ha figurado en los documentos de los Papeles de Panamá como titular de sociedades y fideicomisos en Bermudas y la Isla de Man.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *