Actualidad Política Provincia

Senado | Misas, campañas y reelecciones

Por: P. R. A.

El Senado en un año clave

El Senado no se fue de vacaciones de invierno sin antes aprobar una nueva cesión de tierras del Estado provincial al Arzobispado de Salta. Este año finaliza el mandato de los principales referentes de la Cámara Alta provincial y en esa coyuntura electoral, estos veteranos de la política tienen claro que deben ratificar su liderazgo siendo reelectos en momentos en los que además el oficialismo provincial no apostó nítidamente a una candidatura gubernamental. La iniciativa aprobada antes del receso invernal que pasó a Diputados en revisión, tiene la modalidad de donación con cargo para ser destinada exclusivamente al funcionamiento de una casa de encuentros y a la realización de tareas solidarias y sociales, por parte de la parroquia de La Candelaria.

Alfredo Sanguino (PRS), el senador autor del proyecto, es un legislador de muy bajo perfil (tanto en la actual Cámara como cuando fue diputado) y está finalizando su mandato en noviembre próximo.
Su desempeño es tan modesto que casi no se le conoce la voz, ni siquiera habló el jueves 27 de junio para argumentar en favor de su propuesta porque no asistió y la misma fue explicada por su par de Rosario de la Frontera Diego Pérez, quien también está finalizando mandato este año. Ambos legisladores acordaron el destino eclesial de un valioso inmueble en el que funcionaba una escuela pública que -según se dijo- se quedó sin matrícula hace pocos años y quedó en desuso.

Sanguino parece haber encontrado la fórmula más eficaz de acercarse a la reelección, ser un legislador plenamente alineado al oficialismo y capitalizar en su favor las siempre influyentes homilías sacerdotales. Se trata de un ejemplo claro de lo que se habla cuando se hace referencia a la gravitación de la Iglesia en los pueblos. En definitiva los gobernadores pasan, los jefes políticos cambian cada doce años pero los senadores pueden duplicar ese período y si tienen buenas migas con las jeraquías clericales saben que se acercan.

El capítulo de Diputados promete ser un poco más atractivo cuando llegue el momento de su tratamiento, en primer lugar porque tal vez se le conozca la voz al ignoto diputado de La Candelaria Segundo Soria (PJ), quien también finaliza mandato en noviembre. En segundo lugar habrá que ver quién plantea el impedimento legal que tiene la donación.

La Ley provincial 8091 en la que Salta adhirió al Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno, establece en su artículo 15 bis que “durante los dos últimos trimestres del año de fin de mandato, queda prohibida cualquier disposición legal o administrativa que implique la donación o venta de activos fijos”.

Once de campaña

Este año 11 senadores provinciales vencen su mandato y entre ellos se encuentran hombres claves del oficialismo como el propio Mashur Lapad -tercera autoridad de la Provincia desde 2001 a la fecha-, el del presidente de la Comisión de Justicia y senador de la Viña Jorge Soto, el del presidente de la Comisión de Economía, Diego Pérez y también el mandato de quien ofició de “argumentador” en debates importantes: Roberto Gramaglia (Metán).

También finaliza el mandato del presidente del bloque Justicialista, Ernesto “Pata” Gómez de Anta, quien a principios de año amagó con seguir a Pedro Sández sumándose a las huestes del Oso Leavy y el FPV.

Otros dos departamentos grandes como Orán y San Martín deben elegir senador este año ya que finalizan los mandatos de Pablo González (Cambiemos) y Nora Cannuni (PJ), esta última asumió en 2017 para completar el mandato de Andrés Zottos. La senadora de Cerrillos Norma de la Zerda también finaliza mandato, ya que completa el período de su fallecido esposo Alfredo “Pucho” Jorge.
La esposa de Jorge era suplente en la lista por ello “heredó” la banca. Un caso similar de candidatura suplente para la esposa es el de Zulma Vera, cónyuge de Mashur Lapad y ya que se trata de un párrafo de “esposas”, no es un detalle menor que Nora Canunni fue candidata suplente de Zottos por injerencia directa de su esposo, el añejo intendente de Embarcación Alfredo Llaya.

Los otros senadores que finalizan mandato son Walter Cruz (PJ- Iruya) quien preside la comisión de Derechos Humanos, Alfredo Sanguino (PRS-La Candelaria) y Cástulo Yanque (PJ-Santa Victoria).
El panorama es claro, los senadores “más pesados” tienen su propia final en las elecciones provinciales de este año y ese poder lo harán pesar en cada votación y fundamentalmente en el armado de listas de candidatos que no pongan en riesgo su renovación. Por lo pronto, siguen siendo leales al Ejecutivo y un claro ejemplo de ello es haber “planchado” el proyecto de pase a planta de los músicos de la Orquesta Sinfónica o el no haber convocado a la Legislatura a Fernando Yarade cuando era Jefe de Gabinete.

En la carrera reeleccionista vale todo, o casi todo, lo saben los senadores, lo saben los funcionaros y también los curas. ¿El electorado lo sabrá?

¿Poder Legislativo?

En junio de 2015 un debate público y legislativo dejó expuesto el proceder del Senado de Salta y el carácter de esa Cámara. Tras dos años de aprobación unánime en Diputados al proyecto de Adhesión a la Ley Nacional de Fertilización Asistida, los senadores insistían en modificar esa norma de acuerdo a los preceptos del ministerio de Salud de Salta y del Poder Ejecutivo.

Fue el metanense Roberto Gramaglia quien en ese entonces dijo sin rodeos que el Senado modificó la sanción de Diputados de acuerdo a la mirada del Ejecutivo. Tanto esa “mirada” como las consultas, no eran más que limitaciones a una ley nacional que los salteños pudieron gozar de su aplicación plena varios años después de su sanción en el Congreso.

“Funciona como una cámara de veto”, se criticó en su momento desde la oposición agregando que una conducta legislativa como esa, ubica al Senado en términos prácticos como un Cuerpo ajeno al Poder Legislativo conformado por la voluntad popular para convertirse en un simple filtro del Ejecutivo.

Fuente: El Expreso

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *