La referente del Merendero Virgen del Cerro, Marina Torres,  aseguró que el comisario Javier Maita de Apolinario Saravia llegó a amenazarla a ella y a un adolescente que está bajo su guarda legal, con ponerles droga. En la dependencia de la fiscalía penal a cargo del auxiliar fiscal Sergio Dantur no le tomaban la denuncia y recién la pudo hacer este viernes por amenazas y abuso de autoridad.

Esta mañana recién, la Coordinadora de la Procuración, Ana Cecilia Carraro, ordenó a la fiscalía de Anta con delegación en Apolinario Saravia, que tome la denuncia de la mujer. Antes tuvieron que intervenir militantes de derechos humanos, feministas y periodistas dando a conocer la situación.

Torres dijo que Dantur intentó persuadirla para que no denuncie, “mientras yo no lo permita no te va a pasar nada. Tranquila, no busques enemigos donde no los hay”. El comisario fue a pedirle disculpas cuando supo que lo quería denunciar.

Torres relató que los inconvenientes con el comisario Maita comenzaron antes y que se reiteraron el domingo y lunes pasado.

La referente aseguró que el primer encuentro con el comisario se suscitó porque él la mandó a llamar hace tres meses en el marco de reuniones vecinales que estaba teniendo en el barrio. Cuando ella llegó ese día, dijo que el funcionario la trató como “la Milagro Sala de Apolinario Saravia” por la actividad social que realiza. En medio de la conversación, Torres aseguró que el policía se dirigió a un adolescente que tiene bajo guarda legal para decirle “yo ya sé que vos vendes droga, te llego a agarrar a vos, si yo quiero te meto algo en el bolsillo, te llevo y listo. Hasta que vos demostrés que eso no era tuyo va a pasar un buen tiempo y a vos no te a ir nada bien”. “En esos momentos estaban dos vecinas conmigo”, añadió la referente.

El domingo Maita fue al merendero que funciona en el domicilio de Marina Torres. La mujer dijo que volvió a referirse a ella como “la Milagro Sala” y que la acusó de vender cerveza porque un vecino llegaba a devolverle un envase.   Torres afirmó que el comisario volvió a referirse al adolescente que ella tiene bajo cuidado para decirle: ‘yo ya sé que el chango ese anda vendiendo droga´. Torres preguntó al policía por qué no actuó si lo vio vendiendo droga y sostuvo que le respondió: “lo he dejado nomas pero ya lo voy a agarrar”.

Torres subió el domingo por la noche una publicación en su cuenta de facebook refiriéndose a la situación que había vivido sin mencionar nombres. Al día siguiente el comisario volvió en moto, “a decirme ‘quiero que borre esa publicación que puso en el facebook'”

La mujer dijo que le contestó que no borraría la publicación y que ante esa negativa el comisario volvió a amenazarla y empezó a filmar su casa, y a niños y niñas judicializados/as que tiene bajo su cuidado.

Las amenazas del policía según Torres fueron: “yo voy a decir que tiene un negocio que vende bebidas alcohólicas…yo si quiero te tiro droga acá y digo que vendes droga. A mí me van a trasladar y yo voy a estar chocho en Salta y ud. no sé a donde va a ir a parar”.

Torres hizo público lo ocurrido con el funcionario judicial y también la imposibilidad de denunciar porque en la fiscalía local no le tomaban la denuncia. Las visitas del comisario al domicilio de la mujer se hicieron sin orden judicial y no quedaron claros los motivos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *