Rosi Orquera es miembro de un grupo de familias del sur provincial que viven del ganado y se encuentran denunciando la situación que atraviesan desde que la empresa Eco Desarrollo, del diputado nacional Alfredo Olmedo, arrendara una finca a otra empresa que cierra los caminos y envenena tanto a las familias como a sus animales. “Quieren que nos terminemos cansando, abandonemos nuestros puestos y ellos los puedan desmontar”, aseveró la mujer.

Inicialmente, la mujer aclaró que esta situación no es nueva sino que inició hace ya algunos años. “La empresa Eco Desarrollo, del señor Alfredo Olmedo, entró y desmontó todo lo que pudo. Nos encerraron en 100 hectáreas, con tantos animales que hay, dejándonos sin nada, para nosotros que estamos acostumbrados al campo y a criar muchos animales, que de eso vivimos. Pasaron las máquinas, se llevaron todo lo que pudieron por delante, mataron a todos los animales que hay, animales del monte”, aseveró.

Y agregó: “Hace dos años, aproximadamente, Eco Desarrollo arrendó la finca a la nueva empresa que está, que es Grupo Anta Del Plata, que los nuevos dueños son Medina & Asociados, o algo así”.

En este sentido, denunció: “El jueves pasado quisimos salir desde Centro 25 de Junio, ex Salta Forestal, y nos damos con que los caminos no se pueden transitar porque la empresa nos clausuró todo con alambre y aparte a los caminos los rompen porque se tiran los cereales que ellos cosechan. Antes Olmedo, por lo menos, nos tenía los caminos arreglados. La empresa de Olmedo nunca nos dijo nada, mientras ellos levanten la cosecha nosotros podemos meter a los animales a las fincas hasta que se compongan, porque están flacos y todas esas cosas. En cambio esta empresa quiere que nuestros animales se mueran de hambre”.

El puesto en cuestión lleva el nombre de Puesto Las Vacas. “Ahí vivimos seis familias. Tengo a mis abuelos, mis bisabuelos fallecidos. Antes éramos más pero fueron saliendo. Todos somos familia Orquera Álvarez. Hace más de 100 años que estamos habitando ahí”, contó la mujer.

“No pedimos nada, lo único que pedimos es que los caminos se arreglen y no nos hagan daño- enfatizó Orquera-. Buscamos otro camino y les pasan lo que es un cincel, para que la gente se termine cansando, para que nos terminemos cansando, abandonemos nuestros puestos y ellos los puedan desmontar. Hay muchos puesteros más adelante que se les están muriendo los animales de hambre, y eso nos duele, por tanto sacrificio que hicimos durante muchos años”.

Asimismo, lamentó la falta de respuestas por parte de los dueños de la empresa Anta Del Plata frente a esta situación y relató: “Fue la socia mayoritaria, creo que se llama Viviana, con el ingeniero Abel, que no sé si es de apellido Quinteros o Romano. Fueron con mentiras que cuando ellos empiecen a trabajar nos iban a ayudar con el pastaje o que esperemos que ellos levanten la cosecha y que los animales salgan al campo, y todas son mentiras. Fueron una sola vez a decirnos esto y nunca más aparecieron. Mandan siempre a los jefes, a los encargados generales que nos cierren el portón, que los vehículos nos rompan los caminos. En tiempo de lluvias rompen los caminos con tractores, cosa que la gente no pueda salir”.

“El camino principal es suyo pero queremos otro camino donde transitemos para que ellos no tengan problemas también”, reiteró Orquera en tanto denunció: “De tanto veneno que se tiran están saliendo los animales mal formados y a veces, por el viento tenemos que aguantar todo el olor de ese veneno que van tirando cada tres días”. “Tratamos de hablar pero ellos creen que porque tienen plata creen que somos simples puesteros y nunca nos escuchan”, concluyó.

Fuente: Todas las voces todas/ FM Noticias 88.1 Mhz.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *