La víctima es una adolescente. Los delitos que se juzgan contemplan abusos, privación ilegítima de la libertad y violencias múltiples cometidas contra ella desde los 13 hasta los 15 años. El acusado es un hombre mayor de 45 años, de nombre Jorge Bejarano. La causa se caratula como “Corrupción de menores” y el fiscal interviniente ahora es el Dr Sergio Castellanos de Metán. La madre de la menor otorgó un poder a los abogados Diego Protti, Nicolás Ruiz y a la abogada Fernanda G. Massara, para que actúen como representantes legales en la querella.

Bejarano fue detenido de nuevo por disposición de la Jueza Patricia Rahmer luego de que fueran apartados de la causa los funcionarios de la Fiscalía Penal de Anta: Gonzalo Gomez Amado (fiscal), Marcela Elías (auxiliar) y Oscar Lopez Ibarra (subrogante) junto con el Juez Héctor Sebastián Guzmán, que lo habían puesto en libertad. La abogada defensora, Dana Segovia había pedido un juicio abreviado. La carátula también se cambió en ese entonces a estupro. Con la decisión tomada por el Tribunal de Impugnación de Salta al retirar a los funcionarios mencionados sus actuaciones quedaron sin efecto. El apartamiento se realizó después de la presentación de un recurso en queja por la Asesora de Incapaces María Susana Zenzano Poma. Las máximas autoridades del Tribunal de Impugnación consideraron que se habían vulnerado los derechos de la menor, y señalaron serias falencias en el proceso.

En esta nueva instancia la víctima cuenta con el patrocinio de abogad@s particulares para constituirse como querellante en la causa. Es una menor desprotegida, vulnerable por su edad, género y condición social en un contexto en el que tantas veces se justifica y naturaliza la violencia hacia las mujeres y niñas, pese a las leyes y tratados internacionales que las amparan y que el estado debería garantizar.

(Foto ilustrativa)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *